Consecuencias de una mala calidad del aire

Esta semana os volvemos a hablar de la importancia que tiene mantener una calidad de aire correcta para la salud. En esta ocasión, nos centraremos en hablaros sobre las consecuencias negativas para la salud de trabajar en un ambiente que cuenta con una mala calidad de aire. ¡Empezamos!

En nuestro primer artículo hablando sobre este tema, que puedes consultar aquí, os contamos que la OMS (Organización Mundial de la Salud) lleva años avisando sobre las consecuencias de una mala calidad de aire, incluso siendo este aire interior 10 veces más contaminante que el exterior.

Además de contar con una buena ventilación para evitar la propagación del virus en plena pandemia, hay otros motivos fundamentales por los que contar con una buena calidad de aire.

El “Síndrome de la oficina enferma”

Hasta no hace mucho, la mayoría de empresas no daban importancia a lo conocido como el “síndrome de la oficina enferma”, que la OMS define como: conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en espacios cerrados.


Las oficinas “enfermas”, e incluso edificios enteros, tiene unas características similares: Mala ventilación, salas con ventanas herméticas que no pueden abrirse, localización errónea de tomas de aire…
Estas características finalmente terminan transformándose en problemas graves como:

  • Malos olores.
  • Contaminación.
  • Ruidos molestos.
  • Mala iluminación.
  • Inadecuada renovación del aire.
  • Baja humedad.
  • Demasiada temperatura.

Los problemas que puede causar el “Síndrome de la oficina enferma”

Además de todos los problemas ambientales comentados, este síndrome provoca una disminución laboral y, lo más grave, problemas de salud.

  • Problemas respiratorios o alergias.
  • Dolor en los ojos.
  • Cansancio.
  • Resfriados constantes.
  • Irritación en la piel.
  • Dolores de cabeza.
  • Náuseas.
  • Depresión.
  • Insomnio.
  • Ronquera.
  • Déficit de concentración.

Por ello, es muy común que cuando en una oficina hay un catarro afecte a varias personas. Esto suele ser por una mala ventilación o una escasa renovación del aire.


En tiempos de Coronavirus es vital contar con una correcta renovación del aire, los gérmenes y bacterias se instalan en ambientes cerrados y es gravemente peligroso para la salud de nuestros clientes o empleados.


Condiciones ambientales óptimas

El Real Decreto 486/1997 sobre Lugares de Trabajo, establece una serie de parámetros para una correcta Temperatura, Humedad Relativa y Velocidad del aire.

Temperatura

Trabajos sedentarios 17-27º C

Trabajos ligeros 14-25º C

Humedad Relativa

Locales en general: 30-70%

Locales con riesgo de electricidad estática: 50-70%

Velocidad del aire

Trabajos en ambientes no calurosos: 0,25 m/s

Trabajos en ambientes calurosos:


Sedentarios: 0,5 m/s

No sedentarios: 0,75 m/s

 

Mejorar la calidad del aire con Virus Protec
Detector Calidad del Aire.

El nuevo detector de la Calidad del Aire de Virus Protec garantiza la integridad de los empleados o clientes gracias a la monitorización de la calidad del aire en la oficina, restaurante o negocio.

Este preciso aparato adopta un módulo de detección electroquímica profesional, alta precisión, rendimiento estable, capacidad antiinterferencias, bajo consumo y puede proporcionar un largo tiempo de servicio.
Detecta sin problemas la cantidad de electricidad, CO₂, temperatura y humedad.


Purificación del Aire

En nuestra web también podrás encontrar varios modelos para purificar el aire en espacio cerrados.


El uso de luz ultravioleta de corto espectro y concretamente la longitud de onda de 254nm está demostrada como un sistema germicida altamente efectivo desde hace decenas de años.


El aplique de la gama VirusProtec AIR-UVC-protec toma aire por la parte superior y lo hace pasar por todo el largo del tubo germicida, eliminando virus, bacterias y hongos en suspensión. El ventilador del equipo fuerza la corriente de aire, ya tratado por UVC, a salir por la parte delantera del equipo.


La luz ultravioleta de espectro C, no supone ningún problema para el usuario al quedar en todo momento dentro del producto y por tanto permite, a diferencia de otros sistemas, estar constantemente en funcionamiento, ayudando a tener un ambiente limpio de microorganismos.


Especialmente indicado para su colocación en industria alimentaria, centros hospitalarios, centros públicos, centros escolares y negocios abiertos al público.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con un *.